Alemania,  Exilio,  Stuttgart

Afganistán en el exilio Alemán

Alemania es un país con una fuerte tradición migratoria en los últimos tiempos. A través de diversos conflictos, emigrantes de todo tiempo se han visto un puerto seguro a este país. Entre ellos, también se encuentran refugiados, que han tenido que escapar por guerras o persecución. Algunos de ellos incluso son descendientes de estos refugiados. Hijos y nietos de las personas en el exilio. Pero también están los recién llegados. Todos ellos, en menor o mayor grado siguen atados a los eventos de sus países, e incluso siguen organizados, ando al espectro de la cultura de lucha y conciencia una gran riqueza.

El pasado Agosto 21 de 2021 se realizó una concentración de exiliados Afganos en Alemania. Personas de todas las edades, ideologías y ocupaciones. Pero todos viviendo lejos de su país, protestando la toma del poder por parte de los Talibán. La unidad entre ellos: no quieren un Estado retrógrado en su país, ni una fuerza en el poder que está dirigido por Pakistán.

El debate interno existe. Desde los que critican todo tipo de intervención extranjera, hasta lo que se centran únicamente en el evento actual. Algunos han sido parte de organizaciones de izquierda, que en las décadas de los 70s y 80s fueron muy fuertes entre la población. Otros se centran más en las reivindicaciones de las mujeres.

Llegan tantas personas, que la primera plaza ya no es suficiente y la policía los llama a ir a otro espacio.

Hay ánimos de lucha, pero también impotencia. A tantos kilómetros de distancia es difícil hacer algo. La presión no sirve siquiera para llamar a los medios de comunicación locales. Es difícil estar lejos del hogar. El exilio duele.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.